El Servicio de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Comarcal del Alt Penedès (CSAP) ha puesto en marcha un nuevo ecógrafo de alta calidad que ha sido donado por la Fundación Familia Torres.

Esta donación tiene como objetivo apoyar iniciativas que mejoren el acceso a los servicios básicos imprescindibles y aseguren la integración social y el desarrollo personal de los colectivos más vulnerables.

Mireia Torres, presidenta de la Fundación Familia Torres, fue la encargada de inaugurar el aparato en un acto celebrado en el Hospital del Alt Penedès junto con el Sr. Joan Puigdollers, presidente del Consorcio Sanitario del Alt Penedès, el Dr. José Luis Ibáñez, gerente de la entidad sanitaria, y la Dra. Merche Rodriguez, jefa de Servicio de Diagnóstico por la Imagen del CSAP.

La principal característica del nuevo ecógrafo es que tiene una gran resolución de imagen. Esto permite una mayor precisión en el diagnóstico.

a alta calidad de las imágenes obtenidas también hace que el tiempo de exploración sea más corto. Esto es fundamental a la hora de diagnosticar a niños y pacientes que se pueden encontrar incómodos a la hora de realizarse una prueba médica.

La incorporación de este ecógrafo gracias a la colaboración de la Fundación Familia Torres representa un avance por el Servicio de Diagnóstico por la Imagen, que trabaja día a día para dar la mejor asistencia a los pacientes de la comarca.

La donación del ecógrafo ha sido una muy buena oportunidad para colaborar con nuestro entorno más inmediato y esperamos que sirva como precedente de responsabilidad social y aportaciones que las empresas o entidades privadas pueden hacer en nuestra sociedad.

La Fundación Miguel Torres, siguiendo en la línea de la ayuda a la infancia, ha colaborado este año con el Centro Shanghai Baby Home Health Care (China), financiando dos operaciones quirúrgicas a dos niñas afectadas de graves problemas genéticos en los oídos, Huangmi y Wenmeng, ambas de dos años de edad.

Aprovechando mi viaje promocional a Japón, me trasladé hasta Shanghai para visitar el centro y conocer de primera mano el trabajo altruísta de médicos, enfermeras, cuidadoras y voluntarios que ayudan en el cuidado diario de los niños así como en el mantenimiento y gestión del centro.

Desde la Fundación Miguel Torres queremos felicitarles a todos por su gran labor y en especial el seguimiento llevado a cabo por Anna Mata en Shanghai.